• Fundación Proyecto Ser Humano

La labor invisible del Centro Cultural Ser Humano


Existe una parte del funcionamiento de un centro cultural poco visible, pero que tiene la mayor de las importancias: las salas de ensayo. Allí se desarrollan los procesos de creación desde que una idea nace hasta que se va transformando en una obra, se imparten las clases y, por cierto, los fundamentales ensayos antes de presentarla ante el público. Se trata de un proceso que tiene sus tiempos, constancia y generalmente necesidades específicas para las diversas disciplinas, las que difícilmente posee una vivienda.


Y lo que ocurre en el nuevo Centro Cultural Ser Humano es un buen ejemplo de ello, ya que gran parte del tiempo sus salas están ocupadas por agrupaciones y compañías diversas que requieren de un espacio adecuado para efectuar su labor.


Muchas veces son meses de trabajo para llegar a contar con una obra montada. Este proceso, por ejemplo, está viviendo una nueva agrupación dirigida por Francisco Berríos, con una obra pensada para las familias, que busca crear conciencia en las nuevas generaciones de la importancia de cuidar el agua y los recursos naturales, especial

mente en una zona desértica como Atacama. Mientras que la Compañía “El nombre es lo de menos” dos veces por semana ensaya la obra “Arcadio”, la que fue estrenada en diciembre del año recién pasado y ahora preparan nuevas presentaciones.


Javiera Salazar y Jaime Urrutia ensayan tres veces a la semana durante tres meses, ya que están componiendo una presentación en la disciplina acrodúo, en artes circenses. Este número formará parte del circo que gracias a un proyecto Fondart instalará la compañía de Vallenar “Los jukaretas” en cuatro

escuelas rurales, todo con temática del eclipe solar de julio. Estos artistas necesitan una sala con espacios amplios y un suelo acondicionado para caer sin dañarse.


Mientras el centro cultural regional está cerrado por arreglos y la sala de cámara no tiene espacio para albergar a Takiri Mandé y Flores y Tambores, están desarrollando su actividad formativa en este centro, como también sus ensayos, llenando de tambores y energía el espacio.


También hay artistas que imparten clases de sus especialidades, como el actor argentino Guido Ondarts que dicta un taller de teatro una vez a la semana durante el mes de marzo, sobre fundamentos básicos del teatro. La danza tiene su espacio con Hernán Meléndez que enseña salsa dos veces a la semana y el Street dance a cargo de Valentina, con idéntica frecuencia.


La decisión de contar con un espacio de estas características se tomó con el fin de hacer funcionar Esarte, con al menos dos salas que permitieran hacer paralelamente las clases de primer y segundo año, y aunque aún la Fundación Proyecto Ser Humano no ha logrado financiamiento para impulsar esta escuela, el tiempo ha probado que las compañías y agrupaciones de la región necesitan salas donde desarrollar su labor.


CONTACTO: 

Correo: contacto@fpserhumano.org

Dirección: Chacabuco N° 671

Twitter @fpserhumano

facebook @fundacionproyectoserhumano

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • YouTube - Black Circle